Crema de Calabaza al aroma de Canela de Luisa

Si hay algo de lo que mas disfruto de mi trabajo, es la relación que tenemos, la pasión por las verduras, y el placer culinario..valorar su origen agrícola y sobre todo.. sobre todo; sorprendernos los unos a las otras. Para quien no conozca la butternut, es una calabacita que producimos en nuestra finca eco, de mucha cremosidad, pequeña pero muy consistente, aromática y muy sabrosa, dulce, y sensual. Estupenda para cremas, salteados, y postres, su gran secreto es que al ser tan pequeña, la podemos llevar a casa y abrirla el día que realmente la necesitamos, ya que al estar cerrada puede durarnos al menos 2 meses. pero ¿quien resistirá tanto?

Gracias Luisa C… un beso a ella y a todos los que deseen aportar recetas,

Esta crema es estupenda para las cenas por su gran dulzor y efecto relajante: yo la e ido variando con el tiempo, ya que depende de los ingredientes disponibles varía pero el corazón de Luisa sigue indomable en su viaje de desparpajos culinarios.

E aquí que las cebollas cortadas en medias lunas finas en el fondo de un caldero se caramelizan despacio, acompañadas de sal del himalaya, a baja temperatura en sutil aceite de coco, muy poco a poco se caramelizan  … desprendiendo aromas que inundan la cocina, y traen recuerdos de niñez …… añadimos en este punto colores blancos no rivalicen a la preciosa y sensual butternut, tales como puerro, sutil calabacín pelado, prístima papa , o aromáticas chirivías, elegantes combinaciones de lo que puedas y quieras y tengas…. añadimos la calabaza , muy fácil de pelar con cuchillo si la cortas en cuadrados, dado que sus curvas son peligrosas … al dorar a fuego lento ya puede entrar el agua; mojando e hidratando, fusionando y ligando … con su suave chup chup de fuego lento… con un  amor sensual y delicado.

Diez minutos de cocción dan para mucho, tanto que con ello podemos añadir un poco de quinoa a la fiesta, vaya! ahora si tendremos que estar pendiéntes de que el agua no evapore, y tenerla felizmente hidratada…. y entonces! … añadimos una rama de canela…. dura , enérgica …..que poco a poco se deshará en mimos revelando su alma insegura y convirtiéndose en la protagonista… le apagamos el fuego a los 7 minutos sin que se dé cuenta….. despacito con tacto y mimo la retiramos sin que sus compañeras lo noten el abandono de tan feliz recuerdo………..  la batidora suavemente ligará y creará por si misma el resultado sedoso y aromático de la propuesta, parecerá seda pura, cascada de sensualidad y aromas…al  servir tanto caliente como fría , en los momentos mas inesperados del día , o la madrugada que se acerca… calentará el alma y alegrará la vista, y sorprenderá a quienes no se resistan, pues costará asociar a esta humilde y bella calabaza el aroma de la  canela. Decorada con sutiles semillas de amapola darán la versión crujiente del plato … pero ya sabes esto es cocina con desparpajo y quien dice con amapola puede ser cualquier cosa de tu despensa…………..

 

peras de Otoño al vino y mascarpone ……….

      esta es la receta que buscaba para nuestras peras están saliendo de la cumbre… ya son famosas por ser las típicas del potaje de peras de Gran Canaria pero hoy me sentía melosa y ops tenía el horno caliente ( no vamos a desperdiciarlo verdad?

Receta maravillosa para meriendas, mimos y postres de este otoño, que las medianías ya se nota, y leer un libro con esto entre manos es ……. bueno lo dejo a tu imaginación ………Precalienta el horno a 220º…………….Pon las peras en bandeja (apta para fuego y horno ej. barro) y añade 125g de azúcar moreno, 2 vasos vino blanco o tinto ( ya sabes yo siempre improviso) , tira de vainilla fresca o seca, la piel y el zumo de una naranja. Ponlo en el fuego y llévalo a ebullición………………..Añade 100g de nueces, y entonces mételo en el horno ya caliente. A cada rato mueve las peras se bañen en el almíbar mientras se cocinan, alrededor de 20 a 30 minutos. Hasta que las peras estén tiernísimas pero sin perder la forma…………………………Sácalas y déjalas enfriar mientras tuestas en el horno todavía encendido otros 100gms de nueces unos 5 minutos (no les quites el ojo por que pasan de dorado a negro rápidamente), !que no se te achicharren!………………….Saca la vainilla del sirope, y cuando las nueces estén hechas pásalas por el mortero o batidora hasta que quede una crema, y mézclalo con 250gr de mascarpone (yo lo sustituyo nata de soja) y bátelos a punto cremoso añadiendo la ralladura de una naranja y su zumo. Y suficiente azúcar para endulzarlo……………..Sirve en tu plato mas bonito las peras, el sirope, con las nueces enteras, la crema y alguna piel de naranja para decorar enchumbadita sirope.  Yo hago cantidad pues al día siguiente las peleas por lo que sobra ( ya que están mejor pero nadie se resistió a esperar) crean polémica ja ja ja un lujo? ya me dirás