croquetas de cereales para imaginar

Muchas veces en la tienda, hablando de las propiedades del amaranto , el mijo etc, cereales increíbles como la quinoa, noto la sorpresa y la pregunta de cómo cocino esto?, esta receta siempre me viene a la memoria por lo divertida y creativa puede ser, se la debo a una gran amiga y cocinera Bio, de la Casa del Sol, que cada vez que la hacía o me guardaba tres raciones extra o la chantajeaba de mala manera….. recuerda como siempre leer la receta completa antes de …….

Lo curioso es que siempre tenemos cereales (de Ceres, el nombre en latín de la diosa de la agricultura) olvidados en precioso tarros de cristal , que con el tiempo tiramos de unos u otros , pero queremos que no queden ahí; en el olvido…… para ello utilizaremos al menos tres cereales , cómo base suelo usar cuscús pues liga muy bien el resto de cereales , que no tiene que ser de trigo ya hay de espelta , de millo….. y dos cereales mas olvidados en nuestra despensa, amaranto, mijo, avena, trigo trigo sarraceno, quinoa …  y ese largo etcera… cocinar cada uno en sus tiempos , escurrir y reposar . Ponerlos en un bol y despacito lo ligamos con un huevo… y entonces libramos nuestra imaginación….. sal, cúrcuma ( poquito) canela y comino al estilo árabe,  y pimienta? que tal si lo dividimos en varios boles y hacemos sabores diferentes del mundo? árabes, de curry , de sabores cítricos, picantes cayena? con queso , envueltos en semillas de sésamo, amapola o mostaza? , y cada cual su aporte y diversión?…… con dos cucharas soperas formar croquetas, ( ya sabes muy seco mas huevo, muy líquido mas cereal…. obtendrás una forma oblonga, divertida ………. y freír con poco aceite de girasol o arbequina. Una vez hechas pueden mojarse en salsas compitan con el sabor inicial, desde picantes hasta miel , por que tu imaginación lo abarca todo, especies, hierbas, aromas , jazmín, flores ………. no le pongamos puertas al campo y que empiece el espectáculo………… comienza la función

Anuncios

Crema de Calabaza al aroma de Canela de Luisa

Si hay algo de lo que mas disfruto de mi trabajo, es la relación que tenemos, la pasión por las verduras, y el placer culinario..valorar su origen agrícola y sobre todo.. sobre todo; sorprendernos los unos a las otras. Para quien no conozca la butternut, es una calabacita que producimos en nuestra finca eco, de mucha cremosidad, pequeña pero muy consistente, aromática y muy sabrosa, dulce, y sensual. Estupenda para cremas, salteados, y postres, su gran secreto es que al ser tan pequeña, la podemos llevar a casa y abrirla el día que realmente la necesitamos, ya que al estar cerrada puede durarnos al menos 2 meses. pero ¿quien resistirá tanto?

Gracias Luisa C… un beso a ella y a todos los que deseen aportar recetas,

Esta crema es estupenda para las cenas por su gran dulzor y efecto relajante: yo la e ido variando con el tiempo, ya que depende de los ingredientes disponibles varía pero el corazón de Luisa sigue indomable en su viaje de desparpajos culinarios.

E aquí que las cebollas cortadas en medias lunas finas en el fondo de un caldero se caramelizan despacio, acompañadas de sal del himalaya, a baja temperatura en sutil aceite de coco, muy poco a poco se caramelizan  … desprendiendo aromas que inundan la cocina, y traen recuerdos de niñez …… añadimos en este punto colores blancos no rivalicen a la preciosa y sensual butternut, tales como puerro, sutil calabacín pelado, prístima papa , o aromáticas chirivías, elegantes combinaciones de lo que puedas y quieras y tengas…. añadimos la calabaza , muy fácil de pelar con cuchillo si la cortas en cuadrados, dado que sus curvas son peligrosas … al dorar a fuego lento ya puede entrar el agua; mojando e hidratando, fusionando y ligando … con su suave chup chup de fuego lento… con un  amor sensual y delicado.

Diez minutos de cocción dan para mucho, tanto que con ello podemos añadir un poco de quinoa a la fiesta, vaya! ahora si tendremos que estar pendiéntes de que el agua no evapore, y tenerla felizmente hidratada…. y entonces! … añadimos una rama de canela…. dura , enérgica …..que poco a poco se deshará en mimos revelando su alma insegura y convirtiéndose en la protagonista… le apagamos el fuego a los 7 minutos sin que se dé cuenta….. despacito con tacto y mimo la retiramos sin que sus compañeras lo noten el abandono de tan feliz recuerdo………..  la batidora suavemente ligará y creará por si misma el resultado sedoso y aromático de la propuesta, parecerá seda pura, cascada de sensualidad y aromas…al  servir tanto caliente como fría , en los momentos mas inesperados del día , o la madrugada que se acerca… calentará el alma y alegrará la vista, y sorprenderá a quienes no se resistan, pues costará asociar a esta humilde y bella calabaza el aroma de la  canela. Decorada con sutiles semillas de amapola darán la versión crujiente del plato … pero ya sabes esto es cocina con desparpajo y quien dice con amapola puede ser cualquier cosa de tu despensa…………..